Temístocles 210

Polanco CDMX

(55) 5250-0385

De 09:00 hrs a 18:00 hrs

Pide tu cita online

Reserva una consulta

¿Qué es la endoscopía urológica?

ENDOSCOPÍA UROLÓGICA

La endoscopia es un tipo de examen que se realiza al introducir un instrumento llamado endoscopio por cualquier orificio del cuerpo humano ya sea uno natural o uno generado por una incisión. A través de este se realiza una exploración visual de los órganos comprometidos en algún tipo de síntomas y se toma muestra del tejido de estos para evaluarlo y poder realizar un diagnóstico más acertado. Las endoscopias también son usadas para realizar intervenciones quirúrgicas.

El endoscopio es un tubo flexible compuesto en su interior por fibra óptica con una fuente de luz y una cámara a través de la cual se capturan las imágenes de la zona que se requiere explorar. Las imágenes son visualizadas y ampliadas en un monitor. Esto para realizar exploración.
Cuando se requieren otro tipo de procedimientos como tomar muestras de tejidos, extraer agentes extraños o aspirar secreciones se añaden al endoscopio dispositivos especiales que permitan llevar a cabo esos procedimientos.

En las diferentes disciplinas de la medicina se requieren realizar diversos tipos de endoscopia es así como, para la urología se requiere la práctica de endoscopias urológicas. A continuación ahondaremos en este tipo de exámenes.

Utilidad de las endoscopias urológicas

Las endoscopias urológicas son muy útiles porque permiten la visualizar directamente la uretra, las vías urinarias y la vejiga sin ser necesario la intervención del paciente y en algunos casos no se realiza con anestesia puesto que no resultan molestas. En caso de ver lesiones sospechosas durante la exploración será necesario tomar muestras y analizar el tejido.

Las técnicas de endoscopia han ofrecido un gran avance a la urología, especialmente en lo relacionado con procedimientos quirúrgicos. La creación de endoscopios de mayor longitud con lentes tubo, con un promedio de diámetro de 12 F (3 F = 1 mm) y sondas ultrasónicas o electrohidráulicas que previamente funcionaron para la extracción de cálculos uretrales distales, fueron unas de las primeras que se usaron en esta especialidad médica.

El avance en el diseño de estos instrumentos han ayudado al tratamiento de muchas patologías como:

  • Los cálculos renales.
  • El tratamiento de estrecheces.
  • El manejo de los tumores urológicos.
  • Los tumores papilares de grado bajo, los cuales no son invasivos y se caracterizan por ser transicionales que son detectados en la vejiga, el uréter y el sistema colector renal.
  • Los tumores de alto grado con características invasivas, voluptuosas y de tipo transicional que son detectados el riñón.
  • El cáncer de células renales que frecuentemente se presentan en el riñón.
  • Remoción de quistes renales.
  • Enfermedad poliquística.
  • Remoción de riñones de donantes vivos para trasplante.
  • Tumores adrenales benignos.
  • Tumores en el retroperitoneo.
  • Sarcoma retroperitoneo.

Además del avance en el diseño de instrumentación, las técnicas que se han elaborado a partir de estos han permitido que en los análisis urológicos y los procedimientos quirúrgicos hayan llevado incluso a relegar los procedimientos de cirugía abierta para eliminar o extraer masas de hasta 6 cm. como es el caso de los cálculos urinarios que ya no requieren ser tratados con este tipo de cirugía.

Tipos de endoscopia urológica

Citoscopia:

Es una técnica empleada para ver en el interior de la vejiga urinaria en caso de que se presenten síntomas relacionados con enfermedades que requieran tratamientos y le permite dar un diagnóstico más certero al urólogo acerca de las molestias que presenta el paciente.
Al realizar este tipo de endoscopia urológica será necesaria la aplicación de anestesia, ya sea local, general o regional para que las vías urinarias no presenten sensibilidad.

Antes de introducir el cistoscopio se desinfectan los genitales y el interior de la uretra, luego se procede a la exploración con cámara o se podrán introducir instrumentos como pinzas, tijeras, asas de coagulación, entre otras, según el tipo intervención que haya ordenado el especialista. En caso de ser una biopsia para diagnósticos histológicos, se usarán las pinzas para tomar un mínimo trozo de la mucosa interna de la vejiga.
Esto también se con

oce como uretrocistoscopía, ya que se examina primero la uretra y consecutivamente la vejiga permitiendo evaluar otras zonas como la próstata y el cuello vesical.
Al finalizar la intervención normalmente la uretra puede estar sensible y al momento de evacuar la orina puede presentar sangrado por uno o varios días. Es totalmente ambulatorio pues no requiere estar hospitalizado por mucho tiempo

Ureterorrenoscopia

Este tipo de endoscopia urológica se realiza para realizar una exploración del uréter o de la pelvis renal o con el fin de extraer pequeñas piedras de uréter o del riñón. También es aplicada como tratamiento de la litiasis ureteral, análisis y terapia para otro tipo de problemas de vías urinarias.

Se efectúa al introducir por la uretra el endoscopio, el cual asciende por la luz del uréter.
Según el tipo de proceso puede requerir aplicación de sedo-analgesia, anestesia regional o anestesia general.

Nefroscopia

Esta endoscopia urológica es un examen que se realiza al interior del riñón y el uréter por medio de un instrumento llamado nefroscopio. Este es un elemento delgado en forma de tubo con una luz y un lente incrustado para explorar estas dos zonas.

El nefroscopio también puede tener incrustado otro tipo de herramientas que permitan extraer tejido para luego ser analizado bajo un microscopio para verificar los signos de una enfermedad de la cual se tenga sospecha por los síntomas del paciente.

La nefroscopia también se considera una técnica quirúrgica de mínima invasión y muy determinante para tratar distintas patologías de tipo urológico. Se ha usado especialmente para tratar grandes masas litiásicas, así como en el tratamiento de los tumores uroteliales de pelvis renal.

Para qué se realizan las pruebas de endoscopia urológica

Las pruebas de endoscopia urológica son totalmente útiles para determinar el diagnóstico de enfermedades de las vías urinarias, algunas muy comunes en hombres o mujeres como: la cistitis, la prostatitis, los cálculos vesicales, el cáncer de vejiga, el cáncer de próstata, los cálculos ureterales, las malformaciones de las vías urinarias, la litiasis renal, la uretritis y la cistitis intersticial.

En caso de requerir algún tipo de análisis que requieran endoscopia, es recomendable una preparación que se le será indicada por el profesional que lo atienda.

 

Deja un comentario